JUNTOS CAMINAREMOS CON SANTA MARÍA MAGDALENA Y JESÚS DEL  PERDÓN

                Es fácil pensar que en el rostro de su padres se dibujaba una marcada sonrisa de felicidad y gozo. También es seguro adivinar que en muchos de los presentes recorría un hormigueo de júbilo y satisfacción. Todos los que presenciábamos la maravillosa presentación del nuevo cofrade sentíamos una profunda y feliz esperanza en el futuro de nuestra Cofradía.

                Un nuevo año y  nuevamente se ponía de manifiesto  la profunda raíz del sentimiento de cofrade que se experimenta , y a la vez se demuestra, en esta extensa familia que se ha formado en torno a Santa María Magdalena y Jesús del Perdón.

                Uno tras otro, como debe ser un sentido , querido y respetado ritual de  presentación, fueron subiendo al altar en brazos o de la mano de sus padres para confirmar en un público y feliz suceso que sus progenitores deseaban consolidar el presente de nuestra Cofradía y depositar en sus hijos la esperanza en el futuro.

                En aquel sábado, día 13 de marzo de 2010, en el extraordinario y sentido acto de Culto que anualmente celebra la Cofradía de Santa María Magdalena y  Jesús del Perdón un ramillete de doce  nuevos cofrades, de doce imágenes  angelicales, de doce bellos rostros que reflejan la más pura inocencia, abrían las puertas de nuestros corazones e insuflaban en esta Familia de Semana Santa un inmenso y formidable torrente de tranquilidad en el presente y  aliento para el futuro.

                Álvaro Flores Rodríguez, Andrea y Braulio Grau Manresa, Aurora Virginia Pérez Marco,  Clara Menargues LucasClaudia Magdalena Pérez Mellado, Daniel Cases Bernabéu, Gonzalo Manresa García, José Daniel Vega Guerrero, Lucía Martínez García,  Rubén Grau Rives y Sergio Alfosea García , doce nuevos cofrades a los que debe avalar la fundamentada  tradición familiar  y en los que depositamos la esperanza que la insignia que recibieron en incuestionable señal de pertenencia a esta Cofradía y el  certificado que así lo acredita les infunda un constante sentimiento de hermandad y amor hacia Santa María Magdalena para que Ella les acompañe en su caminar junto a Jesús del Perdón.

LA JUNTA DIRECTIVA