a nuestros PORTAESTANDARTES

Los hechos deben ser conocidos y así nuestra historia de Cofradía debe acoger entre sus ya veteranas páginas un hecho que se repite año tras año, una aportación ligada tan sólo al amor de cofrade que la hace, si ello es posible, más humana y querida, una estampa que a veces no le damos el reconocimiento debido tal vez porque hemos nacido con ella en nuestra retina.

Desde el interior de una cofradía se viven sensaciones difíciles de poder exteriorizar su grandeza, de poder explicar de forma clara y diáfana el por qué nos llenan de alegría y humanidad el contemplar estas sinceras entregas y ejemplares comportamientos que nos hacen sentir de una forma diferente, y a la vez cada día más profunda, el amor hacia nuestras insignias y colores.

En los últimos años, en nuestra más reciente historia, debemos públicamente destacar, ya es hora de hacerlo, a estos cofrades que con cariño y en el más añorado anonimato ponen su esfuerzo, tesón y perseverancia a lo que les diga su Cofradía de Santa María Magdalena y Jesús del Perdón. Entre ellos y ellas en este año de 2010 queremos resaltar la figura del cofrade portaestandarte, deseamos expresar nuestro más profundo e inmenso agradecimiento a nuestros tres queridos cofrades y amigos, a José Peral Jacobo, José García García y José Bernabé Selma, a nuestros tres Pepes,¡ gracias ¡.

José Peral Jacobo es cofrade desde sus primeros años de existencia y ha vivido desde dentro las tristezas y alegrías de su Cofradía. Miembro de la Junta Directiva en todo y cualquier momento pone al servicio de su Cofradía todo lo que Ella le requiera, que vive y disfruta como si de algo personal se tratara todo lo que pudiera estar relacionado con la Semana Santa de nuestra ciudad y fundamentalmente, no podía ser de otra forma, si es de su Cofradía. Su padre le guió en sus primeros pasos de nazareno, con él procesionó cogido de su mano, de él bebió sus primeros sorbos de este néctar que es la Semana Santa y como no podía ser de otra manera ha heredado un contagioso amor hacia su Santa, hacia María Magdalena y Jesús del Perdón.

Portaestandarte que representa a la cofradía en cuantos actos somos requeridos, en él depositamos nuestra entera confianza al saber que Pepe está allí. La Junta Directiva, por unanimidad de sus componentes, quiso destacar el importante papel de Pepe Peral Jacobo y le nombró con toda justicia y por todos sus méritos contraídos Portaestandarte de la Cofradía y así y por ello abre nuestro desfile procesional.

Ataviado con una bonita túnica y preciosa capa, ambas prendas confeccionadas por nuestra cofrade y artista Conchita Alberola, y que fueron donadas a la Cofradía por la familia Peral Berná, alza con firmeza el estandarte que en Coria del Río confeccionó Francisco Franco y que en sus colores e insignias nos hallamos identificados tantos y tantos cofrades de Santa María Magdalena y Jesús del Perdón.

Tras Peral y en cada procesión se desliza nuestra banda de cornetas y tambores, a continuación niños y jóvenes expresan su alegría al mismo tiempo que recogimiento y seriedad y allá a lo lejos se divisa a Jesús del Perdón que camina a hombros de sus costaleras. Pero antes descubrimos el estandarte de Jesús del Perdón. Lo porta un nazareno en la más estricta privacidad. Le adorna la vestimenta oficial de la Cofradía, el capuchón le cubre el rostro y así su identidad es muy complicada de adivinar, en cambio sí nos percatamos rápidamente de la seriedad, firmeza y decisión con la que José García García, él es el anónimo cofrade, eleva el estandarte que Lolita Samper confeccionó y donó a la Cofradía.

De José García García podemos destacar múltiples y buenas facetas en su caminar semanasantero. Su relación con la Cofradía le proviene desde su infancia, y al igual que su amigo Peral pertenece desde hace muchísimos años a su Junta Directiva. Su voluntad de servicio siempre la encontramos intacta y en cualquier momento se encuentra dispuesto a realizar la más diversa tarea que se le encomiende. Queremos destacar que a cualquier hora del día, marque el calendario cualquier fecha del año, Pepe García te hablará de su Santa, de su adorada Magdalena, y lo hará transmitiendo una alegría especial y con un brillo contagioso en sus ojos.

Queremos destacar que ha conseguido, como ya lo hizo desde su juventud con sus buenos amigos Javier Manresa y Juan Antonio López, transmitir a toda su familia ese brío característico, esa recia voluntad y ese permanente vigor de entrega hacia su queridísima Cofradía.

La procesión continúa en su lento y característico caminar. Tras Jesús del Perdón nos encontramos inmersos en una gran hilera de cofrades que con sus cirios alumbran y acompañan a Santa María Magdalena, que desde su bello trono nos contempla y parece querer vivir con todos nosotros. Al frente de todos esos cofrades se eleva con orgullo nuestro más antiguo estandarte, guión que durante tantos y tantos años ha conseguido unirnos en torno a nuestra titular. La familia Selma dispuso que se confeccionara este bello estandarte y José Selma, ataviado con bella túnica y capa y a lomos del caballo de turno elevaba el precioso estandarte confeccionado por el afamado modisto alicantino Valcárcel..

A lo largo de tantos años han sido muchos cofrades los que pusieron sus fuerzas al servicio de la Cofradía y con fuerte decisión encumbraban nuestro pabellón. Entre ellos citaremos a José María Pérez Trigueros, a Manuel Macia Estañ, a María Dolores Bernabé Selma y su hija Rebeca Ramón Bernabé…Así llegamos a 2009, año en el que José Bernabé Selma, hermano de María Dolores, propietaria del estandarte y que año tras año nunca dudó en su aportación (aprovechamos la ocasión para reconocerle este gesto), decidió recoger el testigo familiar y ataviado con las bellas vestimentas que ya lucía su tío Pepe Selma, también confeccionadas por el modisto Valcárcel, ha procesionado y participado durante este año en tantas ocasiones como ha sido requerido.

Recibe, José Bernabé Selma, la más querida de las acogidas y te deseamos, con todo el cariño que seamos capaces de trasladarte, la más feliz travesía en esta tu nueva faceta de cofrade portaestandarte y a la que aportas tanta herencia familiar..

A nuestros tres cofrades y amigos, a estos tres hombres enamorados de nuestra Semana Santa, a estos tres entregados miembros de nuestra Cofradía, a nuestros tres queridos Pepes como cariñosamente les denominamos, os agradecemos desde estas páginas del libro de Semana Santa 2010 vuestra firme decisión de acometer este pesado mensaje y al mismo tiempo queremos felicitaros por la forma y manera de hacerlo.

VUESTRA COFRADÍA SANTA MARÍA MAGDALENA Y JESÚS DEL PERDÓN